sábado, 19 de enero de 2019

VierneQUÉ? de Pachanga Depresiva - Chris Cornell

Hoy extendemos el modelo de viernes de Pachanga Depresiva al fin de semana. Las razones básicamente son falta de tiempo para escribir y la necesidad de no encasillarme en un día para hacerlo. Ya no se tiene el tiempo que se tenía hace unos años para escribir, la inspiración por otro lado viene y se va sin avisar, por lo que se debe aprovechar cualquier trasnocho en la planta para hacerlo.

Para hoy una entrada que venía en remojo hace algunos meses. Y es que cuando se habla de Grunge, surgen 4 bandas icónicas de Seattle: Nirvana que fue la punta de lanza mediática para este género; Alice in Chains que en Layne Staley tuvo la mejor voz de todo un movimiento; Soundgarden como uno de los verdaderos precursores del género, con un Chris Cornell en una dimensión artística totalmente diferente a los demás ; y Pearl Jam que fue el acompañante de Nirvana en la exposición mediática y es actualmente la agrupación que se queda con todos los reconocimientos.



Pero hoy la idea es hablar de Chris Cornell, aprovechando el lanzamiento del homenaje a su trayectoria musical en noviembre, y también el concierto tributo realizado esta semana en Los Angeles.

Como ya mencioné, Cornell fue un elemento diferenciador de todos los grupos, su talento artístico fue superlativo al de los demás, incursionando con varias agrupaciones o como solista, en Grunge, Rock y hasta algo de Pop. Con un registro vocal inconfundible y en general un apasionado por la música que nunca tuvo intenciones de pasar por encima de los demás, que incluso fue elemento vital para el desarrollo de toda una historia musical, como fue su relación con Andrew Wood (Mother Love Bone) y su “padrinazgo” con un Eddie Vedder que llegó de California a probarse en lo que después se llamaría Pearl Jam.

Ya en mayo se cumplen 2 años de su triste partida, pero su música sigue vigente, como muestra de su inmortalidad. Por ello, la Pachanga quiso rendirle un tributo a su aporte musical, realizando un recorrido por su trayectoria. Así que vamos a la música.


Soundgarden – The day I tried to live
Iniciamos esta Pachanga con el grupo que lo daría a conocer. En ese Seattle frio y noventero todos los músicos se conocían entre si, y se aportaban ideas continuamente. Y lo que se ha visto es que una piedra angular fue Soundgarden.

Esta banda es de las primeras que se formó por allá en 1984 con un Cornell vocalista y baterista. El desarrollo musical lo haría soltar la batería, inicialmente a Scott Sundquist y luego a un tal Matt Cameron, que luego se pudo dar el lujo de hacer parte simultáneamente de dos grandes bandas como Soundgarden y Pearl Jam.

Fue Soundgarden y no Nirvana como pudiera pensarse, la primer banda en firmar contrato con una gran disquera como A&M Records. Superó una ruptura en la primer década de este milenio por problemas internos, y tuvo 6 trabajos de estudio. El sonido de la banda puede considerarse el más “pesado” de los 4 grandes de Seattle, tal vez por el aporte inconfundible de la guitarra de Kim Thayil.

Para la Pachanga traemos un tema de Superunknown de 1994. Canción relacionada con esos desordenes mentales que nos aquejan en ocasiones y minan el espiritú.

I woke the same as any other day
Except a voice inside my head
It said: Seize the day, pull the trigger
Drop the blade and watch the Rolling heads.



Temple of the dog – Say Hello to heaven
Durante la parte final de los 80s, Cornell compartió apartamento con Andrew Wood, vocalista de Mother Love Bone. Esa amistad permitió el crecimiento musical de estos dos cantantes. Sin embargo, Wood siempre estuvo asediado por sus demonios y en 1990 decidió acabar con su vida por una sobredosis de drogas.

Esta muerte afectó mucho a Cornell, quien empezó a componer canciones como tributo a su querido amigo. La historia quiso que Cornell enseñara estas canciones a Stone Gossard y Jeff Ament, miembros de la banda de Wood, quienes decidieron que deberían salir a la luz. Es por ello que se forma Temple of the Dog, llamada así como tributo a una de las letras de Mother Love Bone.

A ellos se sumarían un amigo de Gossard llamado Mike McCready y Chris llamaría a Matt Cameron de Soundgarden para tocar la batería, finalmente y por un grandioso error, para algunos coros, se sumaría a ellos un Eddie Vedder que llegaba a Seattle a audicionar para lo que posteriormente sería Pearl jam.

Temple of the dog fue solo un tributo a Andrew, ellos tenían claro eso y que no iban a desprenderse de sus proyectos principales, por ello se tuvo ese trabajo. sin embargo los amantes del Grunge y la crítica musical están de acuerdo en que este fue un trabajo valioso, por su contenido emocional como musical. En el 2016 volverían a reunirse para hacer una serie de conciertos en Estados Unidos.

Para la pachanga viene una de las canciones más relacionada con la partida de Andrew Wood, al menos la más explicita.

He came from an island
And he died from the Street
And he hurt so bad like a soul breaking
But he never said nothing to me, yeh.



Audioslave – I am the Highway
En el 2000, la poderosa Rage against the machine anunciaba su disolución por problemas entre su vocalista Zach de la Rocha y los demás miembros. Unos años antes, en 1997 para ser más precisos, algo parecido sucedió con Soundgarden y Chris Cornell.

La idea de los miembros de RATM era continuar haciendo música y por ayuda del productor Jack Rubin llega Cornell, especificando que era necesario cambiar el nombre del grupo por Audioslave, ya que la idea era hacer algo diferente del sonido inicial de la banda.

Audioslave tuvo un sonido propio, ligado al sonido noventero, pero con fuertes raíces del rock clásico de los setentas, que se siente en las guitarras de Tom Morello. Tuvo 3 trabajos y gran renombre.

I am the highway refleja perfectamente la desesperación de Cornell por lo que venía atravesando en su vida. Es una balada brutal tanto en letra como en música, donde el solo de Morello es poético.

I am not your Rolling wheels
I am the highway
I am nor your carpet ride
I am the sky
I am not your blowind wind
I am the lightning
I am not your autumn moon
I am the night.





Chris Cornell – Before we disappear
Ya fuera en su etapa Soundgarden, como en Audioslave, Cornell siempre estuvo buscando la perfección en el sonido. Eso lo llevó a trabajar como solista en varias oportunidades. Tras su ruptura con Soundgarden y antes de hacer parte de Audioslave ya tendría listo su primer trabajo, Euphoria morning.

Luego de su etapa con audioslave tendría 2 trabajos mas. Finalmente y mientras trabajaba nuevamente con Soundgarden, realizaría su proyecto paralelo como solista, donde experimenta con el sonido acústico y el sonido pop.

Tal vez su etapa solista es la más descarnada, la más sentimental, la libertad de no depender de los pensamientos de otros miembros permite ser más personal en las composiciones. El Songbook es una joya acústica. Y el Higher Truth es un alto punto en su carrera. Muestra de ello es la canción de esta Pachanga.

So how hard can it be
To share your life with me
How hard can it be
To rise with me each morning
How long when it feels like
We will live forever but I fear
That time can hide the years
Like we were never hear
So hold on tightly my dear
Before we disappear




When bad does good
Hora de cerrar la Pachanga dedicada a este monstruo musical. Y no hay mejor forma de hacerlo con esta canción que estaba desarrollando y que fue encontrada en sus archivos personales luego de morir.

Una canción que resume completamente su trayectoria musical. Y que viene acompañada de un video demasiado sentimental protagonizado por Christopher Cornell, hijo de Chris, quien se ve en el video rondando por diferentes partes de Seattle relacionadas con la vida de su padre, como su etapa de repartidor de periódicos o su presencia en las míticas oficinas de Sub Pop.

Dejemos mejor que sea Chris quien nos enseñe esa añorada Seattle llena de recuerdos musicales.

Standing beside an open grave
Your fate decided your life erased
Your final hour has come today
Lit by the fire of your temples burning




Esa fue la Pachanga de Chris Cornell, el artista más talentoso de la escena noventera de Seattle, un buscador constante del sonido, de los sentimientos y las ideas. Todo un referente del rock contemporáneo. No one can sings like you anymore.
Suerte es que les digo…

viernes, 24 de agosto de 2018

Viernes de Pachanga Depresiva - Levee Walkers

Transmitimos de un par de meses de situaciones complejas que aún repercuten un poco. Sin embargo, a raíz de lo que comenzó como un aporte a un Playlist con conocidos en Twitter que se ha convertido es un excelente ejercicio casi diario de pensar para postular una canción específica, y lo que he estado intercambiando con uno de ellos, resulta necesario hablarles del grupo de hoy.

Los llamados ¨Supergrupos¨, formados por miembros de varios grupos reconocidos para experimentar nuevos sonidos que no son característicos de sus grupos originales, no son algo nuevo. Las participaciones o combos son usuales en la historia musical. Audioslave, Velvet Revolver, The Winery Dogs (Espero escribir de ellos en alguna oportunidad), Mad Season y Temple of the Dog son solo ejemplos clásicos de estos experimentos.

Pues nada, hoy viajamos, como cosa rara, a Seattle para deleitarnos con Levee Walkers, grupo formado en 2015 por 3 músicos de la emblemática ciudad de Washigton: Barrett Martin, baterista de Screaming Trees, Mike McCready, guitarrista de Pearl Jam, y Duff McKagan, bajista de los Guns and Roses. 

Realmente estos músicos vienen flirteando entre ellos desde mucho antes, y ya se habían colaborado en diversas ocasiones, solo que luego del Sonic Evolution, concierto de Mad Season y la sinfónica de Seattle, decidieron oficializar el proyecto. Fruto de este trabajo han resultado 3 sencillos, cada uno de los cuales presenta un toque único debido a que, sin contar con un vocal de planta, se han apoyado en cada sencillo con un vocalista distinto que les aporte su toque personal.

Al ser representantes directos de la generación dorada del Grunge de Seattle (Mike y Barrett), y del hard rock noventero (Duff), el sonido final tiene un matiz muy agradable, tiene mucho de blues, pero también de rock fuerte y sonido clásico, además de los aportes propios vocales.

Pero no acaparemos más la Pachanga, y dejemos que sea el sonido de estos caminantes de las riberas y diques de Seattle hablen por si solos.

Tears for the West, Ft. Jaz Coleman

Inicia esta Pachanga con el primer sencillo, que presenta la colaboración de Jaz Coleman, vocal de Killing Joke, banda inglesa de New Wave ochentero que fue influencia clara para los 3 músicos. El resultado es una canción con un toque melancólico y al vez un poco crudo, con un sonido emotivo y nostálgico.


Alma, F. Raquel Sofía

No, no hay error en la Matrix, la siguiente canción es en Español, una colaboración muy latina, propia de la nacionalidad Puertorriqueña de Raquel Sofía. Esta solista, que inició como corista de artistas como Juanes y Shakira, llegó a su momento cumbre al ser nominada a los Grammys latino como mejor nueva artista.

El resultado es una canción con mucho soul, algo de pop, rock clásico y la bestial voz de Raquel Sofía. En esta oportunidad, al tratarse de música sin mayor difusión, youtube nos regala el sencillo completo con las dos canciones hechas por ella y los caminantes.


All things fade away, Ft. Ayron Jones

Cierra la Pachanga la canción que más difusión ha tenido hasta el momento, con la presencia del músico local Ayron Jones, quien le da un toque de Blues propio, y donde se siente mejor la fuerza del grupo, resultando una canción muy Seattle noventera y triste.

Definitivamente es mi canción preferida de este grupo, como para que suene en loop constante.


______________________________________

Bueno, esta fue la Pachanga de hoy, un sonido poco escuchado, pero de mucha calidad puesta por Levee Walkers, tal vez para que sea acompañada por un par de cervezas y la vista de la ciudad. Cierro mencionando que hoy sale el nuevo álbum de Alice in Chains, y pues mi primera impresión es de un trabajo interesante, aunque un poco monótono en el sonido que ha presentado este grupo con sus últimos trabajos. Habrá que escucharla un poco más antes de dar una opinión definitiva.

Suerte es que les digo...

lunes, 9 de abril de 2018

Pearl Jam Ten - Release

Hace poco alguien me dijo que le sorprendía mi afición/fanatismo por una banda, al punto de irme a verlos a muchos lados. No es la primera vez que me lo dicen y es normal que lo piensen. Que responder ante eso? La respuesta no resulta difícil pero no es corta, así que lo haré con varias entradas mostrando algunas canciones y su significado personal.

Con el tiempo se aprende a disfrutar mejor las cosas. Y lo que más disfruto en mi vida es la música, la que me acompaña a donde quiera que voy, es el testigo, no propiamente silencioso, de muchos momentos clave de mi existencia. Sé que no soy una persona perfecta, amigos han llegado y otros más se fueron, algunas se extrañan mucho más pero las decisiones hay que respetarlas, y ante eso me queda la música que nunca se fue de mi vida y siempre estuvo. Es la dedicación perfecta y el paño de lágrimas, es el canto en la ducha y el recuerdo imborrable  atormentándote en medio de la noche, es el coro gritado con el alma, y la melodía que taladra el corazón. En fin, para mi, lo es todo.

Desde Daughter en 1993, pasando por Do the Evolution en 1998, I am mine en 2002, Black y Just Breathe en 2011, Light Years en 2014, incluso con Inside Job en 2017, Pearl Jam ha sido actor de reparto constante en varios momentos de mi vida. Entonces, cuando una banda tiene tanta participación en tu vida, simplemente le abres la puerta y aprovechas cada que puedes para rendirle tributo. Otras razones adicionales se iran sumando a medida que vayamos sumando canciones al listado.

Por lo anterior, no hay tema más acorde para iniciar que Release. Con esta canción inician sus conciertos muchas veces, creo que lo hacen porque es una buena forma de calentar motores para las 3 horas de concierto que se vienen, conectándose casi que de inmediato con el público asistente, ya que al menos 4 de las 5 veces que he podido disfrutarla, termino al menos con los ojos encharcados.

Para poner un contexto, esta canción la hace Eddie Vedder para rendirle homenaje al padre biológico que pensó que solo era un amigo de la familia. En mi caso, esto no tiene que ver con mi papá, al que simplemente se le tiene rencor. Esta canción guarda especial significado con mi mamá, que se echó al hombro la tarea de la crianza de dos hijos con relativo éxito.

Las diferencias con mi vieja no son pocas, de forma y de fondo, pero también reconozco que mucha de mi esencia se lo debo a ella, tanto virtudes como defectos. Lo acepto, lo agradezco y me enorgullezco de ello. Gracias por todo doña Cristina.

Ya vendrán más razones, por ahora, que mejor que sea la música que una vez más hable por mi. Los dejo con esta versión en el Movistar Arena, de su reciente gira por Sudamérica, posiblemente el mejor concierto que he visto hasta ahora, con un publico que si bien no tiene la calidez del Argentino o el Brasilero, disfruta mucho del espectáculo y una vez conectado con el artista, se entrega por completo.

¨Oh dear dad, can you see me now
I am myself, like you somehow
I´ll ride the wave where it takes me
I´ll hold the pain, RELEASE ME!¨


Espero no demorarme mucho con la continuación de esta serie de entradas Pearl Jameras.

Suerte es que les digo...

viernes, 9 de febrero de 2018

Miedos

Tengo miedo.

Tengo miedo porque hace mucho tiempo dejé de sentir mariposas en el estomago, para bien o para mal, posiblemente para mal.

Tengo miedo de que se haya perdido completamente el encanto de sentir algo por alguien, tan fuerte como cuando caminaba las frías calles de esa Manizales que tanto extraño pero que ahora resulta tan ajena, como esa Cali impersonal e hipócrita en ocasiones.

Tengo miedo de haber olvidado el sutil, o no tan sutil arte de esperar por una sonrisa, por unos labios esquivos, por un amanecer junto a alguien y sentir que la vida vale completamente la pena.

Tengo miedo de seguir equivocándome una y otra vez esperando que vuelvas, que me digas de una maldita vez que sucedió cuando aparentemente todo iba tan bien, que te fuiste para siempre y dejaste mucho por responder.

Tengo miedo de no volver a sentir la ansiedad de esas noches en donde solo existimos tu y yo, y los cuerpos, y el sudor, y la sonrisa idiota, y el abrazo interminable, y esa sensación de tranquilidad que ya nunca más volvió.

Tengo miedo de que se compruebe que finalmente el amor no existe, que es solo una alteración social, un encuentro furtivo de dos personas y que todo se reduce a una condición social y económica, parecida a esos trabajos que tanto detestamos.

Tengo miedo de perder esa imagen de otras noches, noches viejas y otras no tanto, donde el sueño me encontraba pensando en alguien más.

Tengo miedo que las promesas rotas terminen de romper un corazón que una vez quiso creer que todo iba a estar bien, y que nunca volvió a estarlo.

Tengo miedo de seguir caminando bajo la lluvia rumbo a mi casa con la certeza de no volverte a ver. De seguir buscándote en muchos otros rostros y en otros sitios y finalmente no encontrarte.

Tengo miedo de encontrar la muerte a la vuelta de la esquina y no poder decir una última vez Te amo de forma sincera, honesta, real.

Tengo miedo de que el silencio sea ahora esa música ensordecedora que impide que haya nuevas baladas empalagosas para escuchar junto a ti mientras tu sonrisa iluminaba toda mi existencia.

Las extraño, y más que eso, extraño como era en ese entonces, porque lo que hay ahora es solo una triste caricatura de algo que parece no va a ser nunca más.

Vuelve pronto, de una forma u otra, tengo mucho que compartirte, mucho que aprenderte, mucho que escucharte y mucho que quererte. Ven.

--------------------------------------------------

No mucho más por decir.

... Dead wishes, on a broken chain
white roses in a dead man´s dream
down and out with nothing to lose
if these long dead wishes
ever do come true...




Suerte es que les digo...

viernes, 26 de enero de 2018

Viernes de Pachanga Depresiva - Nuevo Rock Nacional

En días donde géneros tropicales como la salsa choke o el mismo Reggeton marcan la pauta de las emisoras y controlan el gusto de gran parte de la gente, encontrar buenas agrupaciones de Rock se hace cada vez más difícil, especialmente en nuestro país donde los ritmos tropicales marcan tendencia.

Sin embargo, hoy traigo 3 bandas que se niegan a esta tendencia y vienen haciendo muy buen rock, con esencia clásica pero con toques modernos que causan gran agrado. Oh Laville, Diamante Eléctrico y Revolver Plateado. Esta entrada es solo un agradecimiento a estos grupos y un reconocimiento a su trabajo.

Diamante eléctrico - Kamikaze.

Este posiblemente es el grupo de mayor difusión de los 3, y su trabajo es el más reconocido de todos, razones sobran, tienen un sonido propio bien fuerte, situación que les ha permitido abrirle a dos históricos del Rock como Foo Fighters y Rolling Stones, ademas de hacer parte de festivales tan importantes como Coachella.

Luego de 5 años y 3 trabajos de estudio, su música se refresca y experimenta cada vez más. Ojalá su sonido nos siga dando gratas sorpresas.

Estar al borde se siente bien
El mundo cruel me enseñó a bailar
Puedo pretender, tratar de olvidar, alma de oropel...



Oh´Laville - Déjame caer

La apuesta vocal de esta banda bogotana es su rasgo característico, un sonido más alternativo comparado con las otras dos agrupaciones de hoy, pero sin dejar la esencia rockera típica. Muestra de su esencia es su participación en SXSW en Austin en 2016.

Como ya lo dije, su sonido combina la fortaleza de sus guitarras con una conjunción de voces que le dan un toque bien agradable a sus canciones. Apenas tienen 2 trabajos para disfrutar, donde muestran toda su evolución musical.


... Perpetuo sol quémame
Déjame caer
Déjame caer
y que me devore el tiempo...




Revólver Plateado - 

El momento de cerrar la Pachanga con la banda que en mi opinión viene haciendo el mejor Rock en el país en este momento. Y es que la banda comandada por Mauricio Colmenares lleva años haciendo un Rock con una esencia clásica, con un sonido ligeramente Grunge y bien trabajado. 

Sus canciones van desde ritmos fuertes hasta canciones más moderadas y suaves. El resultado son 3 trabajos y un par de proyectos en proceso que nos dicen que habrá Revólver para rato.

... Si en mis pupilas sale el sol yo estoy contento
Soy tu patada en tu matriz
Si en mis nudillos brilla el sol yo estoy contento
Soy el que sangra tu nariz...



Por ahora es todo, espero que estas bandas sean faro para el resurgir de la escena Rockera nacional. Por lo menos me han compartido buenas bandas paisas, y en Cali hay músicos talentosos que deben dar el siguiente paso.

Suerte es que les digo...